Sociedad civil denuncia ante la CIDH la situación de violencia en Honduras
La Coalición contra la Impunidad de Honduras y CEJIL denunciaron esta mañana la situación de violencia que vive Honduras tras las últimas elecciones el 26 de noviembre del 2017.
Publicación: 26.Febrero.2018

Bogotá, 26 de febrero del 2018.- En el marco del 167º Período de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la Coalición contra la Impunidad de Honduras y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), denunciaron esta mañana la situación de violencia que vive Honduras tras las últimas elecciones el 26 de noviembre del 2017.

 

Juan Orlando Hernández, apuntó la Coalición —grupo formado por 58 organizaciones hondureñas—, aumentó la concentración de poder en su persona para así controlar instituciones clave del país. Como consecuencia de esto, la Sala Constitucional dejó sin aplicar la norma pétrea que prohibía la reelección de presidente en el país, permitiendo de esta manera que Juan Orlando pudiera volver a presentarse y salir elegido presidente de nuevo. Así ocurrió, a pesar de que “no existían condiciones adecuadas para garantizar el derecho a elegir y ser electo”, como apuntó uno de los miembros de la Coalición.

 

También ante la presencia del Estado, la parte peticionaria denunció el estado de represión y militarización ejercido contra la población hondureña durante los pasados meses, con duras respuestas contra los manifestantes a los que se reprime con gases lacrimógenos y químicos, uso de instrumentos militares no autorizados, detenciones arbitrarias, uso de armas de fuego, etc. Además, el Gobierno ha implementado otras prácticas para identificar y sancionar a personas opositoras. De esta manera se realizan allanamientos domiciliarios, registros indebidos, se usa el derecho penal de manera indebida para criminalizar la protesta social, se ha aumentado la presencia militar y policial en las zonas donde hay más opositores y están ocurriendo ejecuciones selectivas de personas que han participado en acciones de protesta.

 

Por último, y para ilustrar a los comisionados y comisionadas de la CIDH las consecuencias de esta situación en Honduras, se han presentado las cifras de la violencia, documentadas por las organizaciones: 192 manifestaciones reprimidas y alrededor de 1.257 detenciones; 1 persona detenida desaparecida, 38 muertes de personas en el marco del conflicto; 76 personas víctimas de tortura, tratos crueles inhumanos y degradantes; 393 personas heridas y lesionadas en las manifestaciones, varias de ellas con consecuencias irreversibles en su salud, 105 personas desplazadas por persecución política; 15 periodistas agredidos; 89 personas criminalizadas, 24 de ellas están en prisión preventiva y las consideramos personas prisioneras políticas; así como 73 personas defensoras víctimas de amenazas y otras acciones. También se ha podido escuchar el testimonio de un familiar de una víctima mortal, asesinada durante una manifestación.

 

La Coalición y CEJIL pidieron al Estado de Honduras, entre otras cosas, que se comprometa al cese del uso indiscriminado y excesivo de la fuerza en las manifestaciones y de la persecución selectiva de líderes y lideresas sociales. Por su parte, los representantes del Estado invitaron al comisionado Joel Hernández García, nuevo relator de la CIDH para Honduras, a que viajara al país este mes de abril. También el Estado se comprometió a analizar la inclusión de la sociedad civil en una mesa de trabajo conjunta con el Ministerio Público, para investigar las violaciones de derechos humanos denunciadas.   

 

Esta tarde a las 3pm (hora de Colombia), en el Salón Emprendedores del Hotel Tequendame en Bogotá, se dará una rueda de prensa para profundizar sobre la situación de violencia postelectoral en Honduras, con la presencia de representantes de algunas de las organizaciones de derechos humanos más representativas de Honduras. También podrá seguirse la rueda de prensa desde el facebook live de CEJIL aquí: https://www.facebook.com/CEJIL/