Buzos Miskitos (Opario Lemoth Morris y otros)
Honduras

La pesca mediante buceo ha ocasionado discapacidad y muerte en adolescentes y adultos miskitos. Un informe de la Organización Panamericana de la Salud (el más reciente en su materia) señaló en el 2004 que alrededor de 9.000 buzos practicaban la pesca submarina de langosta. Entre ellos, el 97% había presentado algún grado del síndrome por descompresión y al menos 4.200 miskitos tenían discapacidad total o parcial a causa de este mal. Por su parte, la Asociación de Miskitos Hondureños Buzos Lisiados (AMHBLI) ha reportado que alrededor de 400 buzos han muerto a causa de enfermedades relacionadas con su actividad laboral.

A los buzos miskitos que sufren alguna lesión relacionada con su trabajo en altamar les es imposible contar con un tratamiento médico efectivo y oportuno. El aislamiento de la Mosquitia implica que los centros de salud sean pocos y lejanos, especialmente aquéllos con las cámaras hiperbáricas necesarias para tratar el síndrome de descompresión. Asimismo, las personas que sufren discapacidad no tienen acceso a servicios adecuados de rehabilitación. Los buzos afectados y sus familiares se ven imposibilitados de acceder a la justicia por falta de dinero para llegar a los juzgados (ubicados en otras ciudades), así como por la falta de condiciones de accesibilidad física para poder movilizarse —muchas veces en lancha y avioneta— hasta las instancias correspondientes.

Impacto:

  • Creación de Comisión Interinstitucional para crear plan estratégico contra la problemática a la que se enfrentan los buzos miskitos.
  • Becas a hijos e hijas de buzos con discapacidad.