Nuevo informe de CEJIL e HIVOS sobre OC-24 busca ofrecer herramienta para mejorar defensa de DD.HH de personas LGBTI
Este documento, realizado como parte de un proyecto llevado conjuntamente por CEJIL e HIVOS, pretende contribuir al avance en la protección de los derechos de las personas LGBTI en las Américas, explorando distintas oportunidades y modos en que la reciente Opinión Consultiva número 24/17 de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
Publicación: 18.Noviembre.2019

En las Américas, las personas lesbianas, gay, bisexuales, trans e intersex (LGBTI) enfrentan día a día situaciones de discriminación y violencia por parte de actores estatales y privados. Sin embargo, las obligaciones internacionales de los Estados son claras: deben prevenir las violaciones a sus derechos, abstenerse de cometer actos que les perjudiquen y adoptar todas las medidas necesarias para garantizar la igualdad de estas personas.

Frente a esta consigna, desde el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), nos complace compartirles el informe “La Opinión Consultiva 24/17 de la Corte Interamericana de Derechos Humanos: Una nueva herramienta para garantizar los derechos de las personas LGBTI”.

Este documento, realizado como parte de un proyecto llevado conjuntamente por CEJIL e HIVOS, pretende contribuir al avance en la protección de los derechos de las personas LGBTI en las Américas, explorando distintas oportunidades y modos en que la reciente Opinión Consultiva número 24/17 de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, dictamen que abordó el derecho a la igualdad de las personas LGBTI y el derecho a la protección de sus familias, el matrimonio civil igualitario, y las distintas formas que se puede respetar el reconocimiento de la identidad y expresión de género.

Esperamos que este informe le sirva a las organizaciones de la sociedad civil como insumo en su diseño y planificación de estrategias jurídicas, comunicacionales y de incidencia que permitan una mayor protección de los derechos de las personas LGBTI, teniendo en cuenta las oportunidades que brinda la OC-24 como herramienta de litigio estratégico.