Memoria Histórica
Procesos de Reforma del SIDH

En las últimas dos décadas el SIDH ha priorizado la atención a violaciones estructurales o endémicas, convirtiéndose  en un actor altamente relevante en la tutela de los derechos de quienes habitamos el continente. A su vez, ha procurado reparaciones para millares de víctimas, ha influido sobre el desarrollo de políticas públicas acordes a los tratados interamericanos y ha desarrollado estándares tanto sobre derechos civiles y políticos, como económicos, sociales y culturales. De esta manera, se ha constituido en varias coyunturas como  el último recurso de justicia en el hemisferio. En breve, el sistema regional ha cambiado el curso de procesos históricos importantes en algunos países de América en favor de soluciones más respetuosas de los derechos humanos.

Contexto

  • Desde la sociedad civil, reiteradamente hemos señalado aspectos que son perfectibles en el SIDH, y, en ese sentido, algunos procesos de reforma en el pasado tuvieron resultados positivos, permitiendo la participación de las víctimas de manera autónoma ante la Corte IDH, regulando el proceso de envío de casos de la CIDH a la Corte y estableciendo mecanismos de seguimiento o supervisión de las decisiones de ambos órganos, entre otros aspectos.
  • Sin embargo, en diversos momentos de la historia del SIDH, algunos Estados Miembros de la OEA reaccionaron negativamente ante la supervisión internacional impulsando periódicamente procesos de evaluación sobre el funcionamiento del SIDH, en los que se cuestionaron sus decisiones, competencias, reglas de procedimiento, prácticas y métodos.
  • Durante el período de 2011-2014, Los Estados Miembros de la OEA sometieron a la CIDH a un duro cuestionamiento.