José Pereira
Un testimonio de la situación de esclavitud y los tratos inhumanos a los que se enfrentan miles de trabajadores agrícolas en Brasil
Brasil

José Pereira, joven de 17 años, fue retenido junto con otras 60 personas en la Hacienda Espirito Santo, en el sur del Estado de Pará, y forzado a trabajar sin compensación, en condiciones inhumanas e ilegales. Al intentar escapar, José Pereira y otro trabajador fueron disparados por el contratista y sus ayudantes. Dándolos por muertos, recogieron los cuerpos de los fugitivos con una camioneta y los llevaron a un terreno no muy lejos de allí donde los arrojaron. Pese a que José fue alcanzado por los disparos, logró llegar a una hacienda cercana, fue atendido y pudo presentar su denuncia.

El caso del joven José Pereiralitigado por CEJIL, Americas Watch y la Comisao Pastoral da Terra (CPT), es un ejemplo de la situación de esclavitud a la que son sometidos muchos trabajadores agrícolas estacionales pobres, o “sin tierra”, provenientes de los Estados del nordeste de Brasil, donde las posibilidades de trabajo son mínimas. La mayoría son reclutados bajo promesas fraudulentas y transportados a haciendas distantes de su lugar de residencia, siendo retenidos contra su voluntad mediante violencia y endeudamiento. Son obligados a trabajar en condiciones inhumanas y llegan a ser asesinados o agredidos gravemente por sus empleadores si intentan escapar. Esta situación se desarrolla en un contexto de impunidad de la que el Estado es  cómplice. A pesar de la existencia de estos escenarios de esclavitud y las denuncias hechas al respecto, durante muchos años, y pese a la violencia extrema que caracteriza esas violaciones, ningún agente de contratación, ningún capataz de hacienda y ningún propietario ha sido condenado.

 

Impacto del Caso

  • Por primera vez, el Estado asumió la responsabilidad internacional por este tipo de actos cometidos por sus agentes y promovió políticas públicas específicas para erradicar el trabajo esclavo en Brasil. Entre ellos, se creó el Plan Nacional Para la Erradicación del Trabajo Esclavo y la Comisión Nacional de Erradicación del Trabajo Esclavo.
  • Se establecen capacitaciones para los agentes involucrados en la erradicación del trabajo esclavo y se avanza en acciones de empoderamiento ciudadano.
  • De acuerdo al Registro de Empleadores de la CNETE, en el 2013 se identificaron 409 empleadores realizando prácticas de contratación y reclutamiento en condiciones análogas a la esclavitud.
  • En el Informe “Balance de la Reforma Agraria 2014” de la Comisión Pastoral de la Tierra, desde la consolidación de la política nacional de erradicación del trabajo esclavo, 44.270 personas en situaciones de esclavitud han sido liberadas.

Pero a pesar del impacto del caso, están ocurriendo retrasos: el ministro Ricardo Lewandowski ha suspendido la “lista sucia” de trabajo esclavo. Esta lista se considera como una de las principales herramientas en la lucha contra este delito y se toma como referencia por las Naciones Unidas.