Honduras: Preocupación y rechazo al nombramiento de German Macneil Rueda como Comisionado de CONAPREV
La existencia de denuncias pendientes de esclarecer, pone de manifiesto que el nombramiento de Macneil Rueda no cumpliría con los requisitos establecidos en la Ley del Mecanismo Nacional de Prevención contra la Tortura y otros Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes y la Ley General de la Administración Pública y constituiría un incumplimiento del Estado de Honduras a sus obligaciones internacionales.
Publicación: 02.Septiembre.2020
<p>Foto con caracter ilustrativo. Policías y militares custodian los alrededores de la Penitenciaria Nacional. EFE/Gustavo Amador</p>

Tegucigalpa, San Pedro Sula y San José, 02 de setiembre de 2020- El Comité Nacional de Prevención contra la Tortura y Otros Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes (CONAPREV) fue creado mediante Decreto Legislativo 136-2008, como organismo especial, independiente y dotado de autonomía técnica y presupuestaria. Su creación deriva de la obligación internacional asumida por el Estado hondureño en virtud del artículo 3 del Protocolo Facultativo a la Convención Contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes.

El mandato del CONAPREV consiste en examinar periódicamente el trato dado a las personas privadas de libertad en los lugares de detención, custodia e internamiento, con miras a fortalecer la protección contra la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, y emitir recomendaciones, propuestas y observaciones a las autoridades correspondientes.

Debido a la importancia del papel que juega el CONAPREV, uno de los criterios clave para garantizar su funcionamiento efectivo es que esté integrado por personas expertas e independientes, lo cual incluye que sean seleccionadas sin injerencias externas, que tengan conocimientos y experiencia pertinente, y que sean personal e institucionalmente independientes de las autoridades estatales.

Como lo señala la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, estas personas no deben tener puestos o conexiones personales que se traduzcan en un conflicto de interés real o percibido a la hora de ejercer el mandato del CONAPREV. En este sentido, los fiscales, profesionales de las prisiones, personas con afiliaciones políticas o relaciones personales cercanas al gobierno, así como los jueces o abogados defensores pueden caer en tales conflictos de interés reales o percibidos y, por lo tanto, no serían apropiados para ser miembros del CONAPREV.

En virtud de lo anterior, las organizaciones que conformamos la Mesa de Seguimiento al Cumplimiento de Sentencias y Resoluciones de la CorteIDH (Mesa de Seguimiento) manifestamos nuestra profunda preocupación y rechazo a la pretensión del presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, de nombrar como comisionado de CONAPREV al señor German Macneil Rueda, quien fungió como subdirector del Instituto Nacional Penitenciario, y cuyo mandato estuvo caracterizado por fugas, asesinatos, denuncias de torturas y tratos crueles contra personas privadas de libertad y sus familiares que permanecen sin haber sido investigadas hasta la fecha, y  por hacer caso omiso de forma sistemática a las recomendaciones del CONAPREV

Como Mesa de Seguimiento denunciamos que la existencia de dichas denuncias pendientes de esclarecer, pone de manifiesto que su nombramiento no cumpliría con los requisitos establecidos en la Ley del Mecanismo Nacional de Prevención contra la Tortura y otros Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes y la Ley General de la Administración Pública y  constituiría un incumplimiento del Estado de Honduras a sus obligaciones internacionales y un paso preocupante que debilitaría gravemente el mandato del CONAPREV.

Sobre la Mesa de Seguimiento:

La Mesa de Seguimiento se conformó como un esfuerzo conjunto de actores nacionales e internacionales que busca contribuir a que Honduras mejore su sistema normativo, a que se haga justicia y que las violaciones de derechos humanos no se repitan.

Nuestro objetivo es monitorear la implementación de las sentencias y resoluciones de la CorteIDH, con el fin de señalar sus avances y demoras e informar a la sociedad hondureña y al Tribunal regional sobre la capacidad y voluntad estatal para darle cumplimiento a tales sentencias y así garantizar su efectivo cumplimiento.

Organizaciones que conforman la Mesa de Seguimiento:

Asociación de Jueces por la Democracia (AJD)

Casa Alianza

Centro de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de las Víctimas de la Tortura y sus Familias (CPTRT)

Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL)

Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH)

Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC-SJ)

Equipo Jurídico por los Derechos Humanos (EJDH)

Pastoral Penitenciaria Iglesia Católica

Pastoral Social Cáritas de la Diócesis de San Pedro Sula

Red Lésbica Cattrachas