Fiscalía General de El Salvador debe cesar persecución contra Evelyn Hernández
Publicación: 09.Septiembre.2019

San José, 09 de septiembre de 2019.- La semana pasada, la Fiscalía General de la República de El Salvador presentó un recurso de apelación al fallo absolutorio en el caso de Evelyn Hernández, una joven de 21 años que recibió la libertad definitiva el pasado 20 de agosto, después de ser criminalizada tras sufrir un parto extrahospitalario en 2016. 

Desde el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) condenamos enérgicamente el accionar de la Fiscalía y denunciamos que la presentación de esta apelación da cuenta de la política de criminalización implementada por el Estado de El Salvador. Una vez más, el sistema judicial se ensaña en perseguir penalmente a las mujeres que enfrentan emergencias obstétricas, en particular a quienes se encuentran en situación de pobreza y en mayores condiciones de vulnerabilidad. 

Evelyn Hernández, fue acusada de homicidio agravado luego de sufrir una emergencia obstétrica recién cumplidos sus 18 años. Su madre la llevó de emergencia al hospital, donde, en lugar de recibir las atenciones médicas y el acompañamiento necesario, fue detenida arbitrariamente y sometida a un proceso penal. El Tribunal de Sentencia de Cojutepeque la condenó a 30 años de cárcel y debido a dicho proceso, estuvo más de dos años injustamente privada de libertad. Sin embargo, la Cámara Primera de lo Penal anuló la sentencia, tras ser sometido un recurso de apelación, y ordenó realizar un nuevo juicio ya que la Fiscalía General de El Salvador nunca pudo comprobar la acusación. La nueva audiencia inició el 24 de junio de 2019 y el 20 de agosto se dictaminó su inocencia.

De acuerdo con Claudia Paz y Paz, directora de CEJIL para Centroamérica y México, “Al absolver a Evelyn, el Tribunal de Cojutepeque reconoce su inocencia. Ahora, a pesar de que no existen pruebas que demuestren su culpabilidad, la Fiscalía General insiste en  dedicar sus esfuerzos y recursos para arrebatarle a Evelyn su libertad. Su situación ejemplifica la discriminación estructural a la que El Salvador somete a las mujeres, adolescentes y niñas”.

En este sentido, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha reconocido “el impacto negativo de las leyes que criminalizan el aborto de forma absoluta sobre los derechos a la vida, a la integridad personal, a la salud, y a los derechos de las mujeres a vivir libres de violencia y de discriminación”. 

Desde CEJIL, ante la apelación que busca truncar el proyecto de vida de Evelyn, requerimos que la Fiscalía cese la persecución en su contra y esperamos que las autoridades judiciales actúen con debida diligencia para reconocer que la persecución en contra de Evelyn no tiene sustento. Además, como han señalado diversos órganos internacionales de protección, solicitamos que se revise la normativa que prohíbe la interrupción del embarazo en cualquier circunstancia, en contraposición con las obligaciones del Estado salvadoreño. 

Reconocemos la fortaleza de Evelyn y de las mujeres defensoras de derechos humanos que acompañan su lucha y esperamos que su caso permita avanzar en la toma de medidas necesarias para garantizar los derechos sexuales y reproductivos de todas las mujeres, adolescentes y niñas en El Salvador.