Denuncian inminente cierre de Acción Ecológica por el Gobierno ecuatoriano al reclamar frente al impacto ambiental de actividad extractivista
Acción Ecológica se ha dedicado durante 30 años a proteger el ecosistema de Ecuador. Hace dos días el Ministerio del Interior presentó una solicitud de extinción y disolución que el Ministerio del Ambiente ha notificado, por supuestamente desviarse de los fines establecidos en su acta constitutiva.
Publicación: 21.Diciembre.2016

Washington D.C. y San José, 22 de diciembre de 2016.- Acción Ecológica denunció su cierre inminente, debido a una solicitud de extinción y disolución presentada por el Ministerio del Interior y notificada por el Ministerio del Ambiente por supuestamente desviarse de los fines establecidos en su acta constitutiva. Dicha organización, se ha dedicado durante 30 años a velar por el ecosistema de Ecuador, rechazando aquellas actividades  que “atentan contra los derechos colectivos y ambientales de las comunidades locales”.

Frente a la decisión administrativa del Ministerio del Interior, CEJIL manifiesta su profunda preocupación por el pleno goce de los derechos de libertad de asociación, la libertad de expresión en el país, el debido proceso y el derecho a defender los derechos humanos.

Asimismo, recordamos que esta forma de actuar no es nueva en Ecuador. El 4 de diciembre de 2013, la Policía se presentó en las oficinas de la Fundación Pachamama en la ciudad de Quito, y procedió a clausurar las instalaciones de la organización, informando en ese mismo instante de una Resolución del Ministerio de Ambiente que  disolvió la organización. La decisión se tomó de manera arbitraria, en tan sólo un día, y sin seguir las reglas mínimas del debido proceso legal. Dicho caso se encuentra actualmente en trámite ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Desde CEJIL exigimos que el Estado de Ecuador cese el procedimiento del cierre de Acción Ecológica y garantice que las defensoras y los defensores de derechos humanos puedan seguir su trabajo colectivo en favor de los derechos humanos y del medioambiente, protegidos en la Constitución ecuatoriana y en numerosos tratados ratificados por el Ecuador.

A continuación compartimos la carta abierta dirigida por Acción Ecológica frente a los eventos del día de ayer.

 

URGENTE COMUNICADO

POR EL CIERRE DE ACCIÓN ECOLÓGICA

Acción Ecológica denuncia la solicitud de procedimiento administrativo de cierre (extinción y disolución) de nuestra organización solicitada por Diego Torres Saldaña, Vice-Ministro de Seguridad Interna, al Ministro del Ambiente, por desviarnos de los fines y objetivos para los cuales fuimos constituidas.

Esta decisión administrativa, de acuerdo a la notificación del Ministerio del Interior al Ministerio del Ambiente (MDI-VSI-2016-00033), fue tomada por difundir "los graves impactos ambientales y al ecosistema que resultarían de la actividad extractivista" en la Cordillera del Cóndor y por alertar sobre la violación de derechos humanos de las comunidades que viven en esta zona. Debemos decir, que son precisamente estos objetivos por los cuales se constituyó Acción Ecológica, como lo señala el artículo 2 de nuestro estatuto: "Promover la defensa de los derechos de la naturaleza con el fin de asegurar la preservación de un medio ambiente sano y alcanzar los derechos del buen vivir, promoviendo el respeto integral".

A su vez, en la comunicación de respuesta del Ministerio del Ambiente (MDI-CGAJ-2016-261) se dice que no cumplimos con el ordenamiento jurídico nacional. Ratificamos que Acción Ecológica se ciñe estrictamente al ordenamiento jurídico y que nuestras acciones concretamente están en plena armonía con el Plan Nacional del Buen Vivir 2013-2017, cuyo Objetivo 7.12.b señala que es una prioridad: "Optimizar la gestión ambiental participativa y el control social para la conservación de la biodiversidad terrestre y marina, mediante procesos de integración comunitaria que consoliden una cultura de paz y sostenibilidad en los territorios bajo régimen especial, así como en la circunscripción territorial especial de la Amazonia", entre otros.

La posición de Acción Ecológica en torno al conflicto en la Cordillera del Cóndor es y ha sido la de solicitar una comisión de paz y armonía con la naturaleza, y creemos que para alcanzar esta paz, necesitamos un baño de verdad sobre lo que está ocurriendo en esos territorios del país.

Acción Ecológica, en el año 2009 ya fue clausurada por el actual gobierno ecuatoriano, por las mismas razones que ahora argumentan, sin embargo, éstas fueron aclaradas y resultaron a nuestro favor.

En aquel momento, miles de personas en el Ecuador y el mundo levantaron su voz frente a esa injusticia. En esta ocasión estamos recibiendo nuevas muestras de solidaridad que agradecemos, en particular, a las organizaciones sociales, movimientos, gremios, instituciones de defensa de los derechos humanos, organizaciones ambientalistas, feministas, y otras, sabemos que es con este tipo de manifestaciones, que lograremos revertir la arbitrariedad e ilegitimidad del cierre de Acción Ecológica.

Acción Ecológica es una organización que por 30 años defiende la naturaleza y que además es parte integrante de la Federación Internacional de Derechos Humanos-FIDH, pues estamos convencidas de que solo defendiendo los territorios que sostienen la reproducción de la vida, se pueden garantizar los derechos humanos.

Seguiremos adelante en la defensa de los derechos humanos y de la naturaleza porque "Somos como la paja del páramo que se arranca y vuelve a crecer...".