Corte IDH revisará por primera vez las redes de trata para la adopción en Guatemala
Publicación: 23.Mayo.2017

San José, 22 de mayo del 2017.- Hoy, la Corte Interamericana de Derechos Humanos conocerá por primera vez un caso sobre trata de personas con fines de adopción. Los hechos refieren al proceso irregular que declaró en abandono a los hermanos Osmín Tobar Ramírez y J.R., de 7 y 2 años respectivamente, con el objetivo de darlos en adopción a familias estadounidenses.

“Quiero que el Estado de Guatemala asuma su responsabilidad, no sólo por mi caso, sino que en nombre de todas las víctimas. Quiero que se conozca lo que sucedió, las atrocidades que hicieron”, dijo Osmín Tobar, quien declarará ante la Corte IDH (Ver entrevista completa a Osmín).

En este proceso, al interior del país ocurrieron numerosas irregularidades que permitieron la adopción internacional. Los niños nunca fueron escuchados, y los padres presentaron recursos que nunca fueron resueltos (ver línea de tiempo del caso).

El caso llegó hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el 2006, ante la falta de respuesta de parte del Estado guatemalteco. En febrero del 2016, la CIDH lo remitió a la Corte IDH para que continuara el proceso.

“Nosotros tuvimos que elevar nuestra denuncia a un órgano internacional y hemos llegado hasta acá para obtener justicia, la que no conseguimos en Guatemala. Los tribunales nunca nos prestaron atención y tuvimos que buscar otras vías alternas, así que este es un gran logro que hemos obtenido”, aseguró Gustavo Tobar, padre de Osmín y uno de los denunciantes.

En esta audiencia ante la Corte IDH, las organizaciones representantes, —El Refugio de la Niñez y el Centro por la Justicia y El Derecho Internacional—, presentarán sus posiciones, mientras que el Estado deberá responder por las violaciones de derechos humanos que se le acusan.

“Durante este tiempo, los niños y niñas de Guatemala fueron tratados como mercancía. El proceso ante la Corte IDH es una oportunidad histórica para terminar con la impunidad, con la falta de investigación sobre estos casos y con ello, con la incertidumbre que envuelve a quienes fueron separados de sus familias”, expresó Marcia Aguiluz, directora del programa para Centroamérica y México de CEJIL.

“Este caso evidencia que, pese al tiempo y a la aprobación de normativas orientadas a la protección integral de los niños y las niñas, la ausencia de un verdadero sistema de protección integral se hace urgente para evitar que ocurran violaciones de derechos humanos como éstas”, agregó Leonel Dubón, director ejecutivo de El Refugio de la Niñez.

Para fines de la década de los noventa, Guatemala era el cuarto país con mayor número de niños y niñas dadas en adopción internacional a nivel mundial en proporción a la cantidad de sus habitantes. Además, era considerado uno de los países con más irregularidades en este tipo de procesos. En esta época operaban en Guatemala redes de trata y venta de niños y niñas con fines de adopción, a partir de lo cual las personas involucradas percibían beneficios económicos.