CEJIL: sentencia contra autores materiales de Berta Cáceres debe esclarecer estructura criminal detrás de su asesinato
Publicación: 29.Noviembre.2019

San José, 29 de noviembre de 2019.- Ante la lectura de la primera sentencia por el caso de Berta Cáceres, que tendrá lugar el próximo lunes 02 de diciembre, desde el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) esperamos que el Tribunal de Sentencia retome las conclusiones presentadas en su fallo oral del juicio el pasado 29 de noviembre de 2018. 

Celebramos que, en dicho fallo, el Tribunal reconoció a Sergio Rodríguez, Mariano Díaz, Douglas Bustillo, Henry Hernández, Elvin Rápalo, Óscar Torres y Edilson Duarte como coautores por el asesinato de la defensora. Además, el Tribunal reconoció a Rápalo, Torres, Hernández y Duarte como responsables por tentativa de asesinato contra Gustavo Castro. 

Asimismo, recordamos que el Tribunal dio por probado que “las acciones de represalias” en contra de Berta Cáceres se realizaron “con la finalidad de debilitar el movimiento que ella lideraba” y que su asesinato fue planificado y ejecutado con “pleno conocimiento y consentimiento” de los ejecutivos de la empresa Desarrollos Energéticos S.A. (DESA). 

El Estado de Honduras debe reconocer que este asesinato no fue un hecho aislado, sino el continuo de una serie de ataques y amenazas ejecutadas con el fin de acabar con la labor de defensa de derechos humanos y la oposición que lideraba Berta Cáceres y el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) en contra del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, instalado en territorio lenca. 

La sentencia condenatoria por el juicio contra los autores materiales del crimen debe representar un primer paso hacia la investigación, juzgamiento y sanción de toda la estructura criminal detrás del asesinato de Berta Cáceres, incluyendo a aquellos que se beneficiarían económicamente de su asesinato. Avanzar hacia la justicia integral en este caso resulta vital para debilitar la impunidad estructural que impera Honduras.