CEJIL adhiere a las demandas del Consejo DDHH ONU sobre crisis en Nicaragua
- Hoy, el Consejo de DDHH de la ONU exhorta al gobierno de Nicaragua la liberación de las personas presas por motivos políticos y el regreso de los organismos internacionales de derechos humanos
Publicación: 21.Marzo.2019

San José, 21 de marzo de 2019.- En el marco de su 40º periodo de sesiones, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas aprobó hoy 21 de marzo la resolución Promoción y protección de los derechos humanos en Nicaragua en la que expresa su gran preocupación por las restricciones al espacio cívico y expresiones de disenso en Nicaragua, así como por las graves violaciones a derechos humanos cometidas en el país desde el pasado 18 de abril de 2018. De este modo, el Consejo de Derechos Humanos se suma a la consternación internacional respecto a la grave situación política y de derechos humanos que atraviesa Nicaragua, a partir de la fuerte represión gubernamental contra las reivindicaciones pacíficas de democracia y justicia por parte de la población nicaragüense.

Desde CEJIL, nos hacemos eco de la resolución aprobada hoy por el Consejo, en tanto consideramos que persisten las restricciones al ejercicio del derecho de manifestación pacífica y la libertad de expresión en el país. Ejemplo de ello, es la brutal represión con la que las fuerzas de seguridad de Nicaragua intentaron impedir una manifestación pacífica por la libertad de todas las personas presas por motivos políticos el pasado sábado 16 de marzo.

Como consecuencia de la represión gubernamental, al menos 165 personas fueron detenidas de manera arbitraria, sufriendo numerosas heridas por los golpes y excesos en el uso de la fuerza por parte de la policía nacional y grupos afines al gobierno. Algunas de las personas detenidas aún continúan privadas de libertad, de acuerdo con denuncias de organizaciones defensoras de derechos humanos.

Hasta el 19 de marzo, según el Comité Pro Liberación de Presas y Presos Políticos de Nicaragua, más de 800 personas siguen privadas de libertad, criminalizadas por su participación en manifestaciones y otros actos de defensa de derechos humanos y reivindicación democrática en Nicaragua. Al respecto, el propio Consejo de Derechos Humanos indicó que las personas presas por motivos políticos están sometidas a constantes torturas y violencia sexual y de género en su contra durante la reclusión.

En ese sentido, sumándonos a la solicitud del Consejo de Derechos Humanos, exhortamos al Gobierno de Nicaragua a:

•    Reanudar la cooperación con la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y los mecanismos establecidos por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, así como permitir su regreso al país para monitorear y vigilar in situ la situación de los derechos humanos en el país.
•    Garantizar, promover y facilitar el acceso a la justicia y reparación de las numerosas víctimas de violaciones a derechos humanos y sus familiares, de manera acorde y respetando los más altos estándares internacionales en esta materia.
•    Liberar de manera inmediata, total y libre de cargos a todas las personas que continúan privadas de libertad acusadas de delitos políticos y a garantizar sus derechos en tanto esta liberación ocurra.

Como organización regional de derechos humanos, desde CEJIL instamos a la comunidad internacional a seguir monitoreando de cerca la situación de derechos humanos en el país.