Beatriz sólo quería vivir: una historia de lucha por los derechos de las mujeres
Este lunes 8 de octubre, conmemoramos la vida y lucha de Beatriz a través del lanzamiento del audiovisual “Yo sólo quería vivir”.
Publicación: 07.Octubre.2018

San José, 8 de octubre de 2018.- A sus 22 años, Beatriz enfrentó un embarazo que ponía en riesgo su salud y su vida. Con ello, empezó una lucha por sobrevivir y por defender los derechos de las mujeres en El Salvador, uno de los países más restrictivos del mundo para la garantía de derechos sexuales y reproductivos de niñas, adolescentes y mujeres.

En el año 2013, Beatriz padecía de lupus y enfrentó un embarazo inviable que deterioró su salud con rapidez y puso en riesgo su vida. En este caso, era imprescindible interrumpir su embarazo para salvar su vida; sin embargo, el Estado de El Salvador le negó la atención adecuada, sometiéndola a tortura psicológica, y exponiéndola, innecesariamente, al riesgo de una muerte materna.

Ante esta negativa, Beatriz, acompañada de la Colectiva Feminista para el Desarrollo Local y la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto Terapéutico, Ético y Eugenésico, emprendió una batalla legal contra El Salvador, uno de los cuatro países de América Latina que penaliza el aborto bajo cualquier circunstancia.

Tras 81 días de lucha, y a raíz de la intervención del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, Beatriz pudo acceder a la cesárea que necesitaba para sobrevivir. Lamentablemente, la larga espera generó secuelas permanentes y, debido a las complicaciones de un accidente, sumado a su frágil estado de salud, falleció el 8 de octubre de 2017.

Este lunes, a un año de su fallecimiento, lanzamos a través de nuestras cuentas el proyecto audiovisual “Yo sólo quería vivir", con el fin de conmemorar su vida, su memoria y su invaluable lucha por los derechos de las mujeres.

Al contar su historia también buscamos denunciar la discriminación estructural y la persecución penal a las que son sometidas las mujeres, niñas y adolescentes que enfrentan emergencias obstétricas en El Salvador, particularmente aquellas que viven en pobreza y exclusión social.

En el caso de Beatriz no se obtuvo una respuesta estatal adecuada; sin embargo, la lucha de esta mujer salvadoreña inspiró a miles alrededor del mundo y continuará vigente a través de un proceso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que ya declaró el caso admisible en el año 2017.

Desde el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) te invitamos a conocer la historia de Beatriz y a sumarte a su exigencia. Apoya esta lucha compartiendo el audiovisual “Yo sólo quería vivir” en tus redes sociales y levantando tu voz a través del #PorLaSaludyVida para exigir que El Salvador garantice los derechos sexuales y reproductivos de todas las mujeres sin discriminación.

A 5 años de que Beatriz iniciara su lucha, reafirmamos nuestro compromiso con la garantía de los derechos sexuales y reproductivos en la región y seguimos exigiendo justicia para ella y para todas las niñas y mujeres cuyas vidas están en riesgo.