Alarmante la posible aprobación de proyecto de ley que permitiría el porte y uso de armas de fuego por parte de agentes socio-educativos en el estado de Río de Janeiro
CEJIL expresa su alarma ante el nuevo proyecto de ley (nº 1.825 / 2016) que busca modificar el porte y uso de armas de fuego para agentes que actúan en el sistema socio-educativo de Río de Janeiro. El día mañana, 10 de abril, la Asamblea Legislativa del Estado de Río de Janeiro, decidirá si se aprueba o no.
Publicación: 09.Abril.2019

Washington, D.C. 9 de abril, 2019.- El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) expresa su alarma ante el nuevo proyecto de ley (nº 1.825 / 2016) que busca modificar el porte y  uso de armas de fuego para agentes que actúan en el sistema socioeducativo de Río de Janeiro.  El día mañana, 10 de abril,  la Asamblea Legislativa del Estado de Río de Janeiro, decidirá si se aprueba o no.
 

Dicha ley, si es aprobada,  pone en riesgo las garantías y los derechos de la niñez y del adolescente en Brasil. Frente a las altas tasas de encarcelamiento por las que atraviesa el país, así como el hacinamiento que impera dentro de las cárceles y en las unidades socioeducativas, sumado al alto índice de reincidencia criminal, esta propuesta resulta sumamente preocupante.  Asimismo, distintos organismos internacionales han reportado graves violaciones a los derechos humanos en unidades de privación de la libertad de niños.
 

El objetivo de este proyecto de ley consiste en ampliar el Estatuto del Desarme que define sobre las categorías y funciones para las cuales el porte de arma es permitido en Brasil. Es importante mencionar el cambio reciente en la legislación brasileña, que fue introducido a través de un Decreto presidencial, el cual flexibiliza los requisitos para la posesión de armas de fuego pero no dispone sobre el porte de las mismas. El porte de armas aún sigue regulado por el Estatuto del Desarme. Por otra parte, el Supremo Tribunal Federal declaró de forma reiterada como inconstitucionales las leyes estatales que intentan flexibilizar la portación de armas y reafirma que es una competencia exclusivamente Federal.
 

Además, de acuerdo a los parámetros internacionales establecidos por las Reglas de las Naciones Unidas para la Protección de jóvenes privados de libertad (1990), conocidas como Reglas de La Habana, "el transporte y el uso de armas por funcionarios deben ser prohibidos en cualquier instalación donde los jóvenes adolescentes sean detenidos".
 

Desde CEJIL señalamos que el Estado Brasileño debe rechazar esta y cualquier iniciativa del poder estatal de Río de Janeiro que represente un retroceso en las garantías y derechos de la niñez y adolescentes, sobre todo considerando que se inserta en el seno de discusiones que defienden la reducción de la edad penal y en un contexto de aumento de la criminalización de jóvenes afrodescendientes y pobres. Por último, la iniciativa de ley es inconstitucional y no cumple con los parámetros internos e internacionales previamente establecidos en materia de justicia juvenil. Ante ello, se alertó el día de hoy a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y a la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos por sociedad civil sobre la situación.


Versão em português.